Acepté una petición. ¿Qué pasa ahora?